Share

¿Quién podrá defendernos de tanta corrupción y complicidad?

imagen

EL AUTOR es comunicador. Reside en Santo Domingo.

En el caso del actual gobernante de la República, Danilo Medina Sánchez, cuando aspiraba a representar a los  dominicanos y dominicanas, en reiteradas ocasiones prometió a la ciudadanía que cuando un funcionario de su gobierno fuera señalado o cuestionado por corrupción, por el simple rumor le llamaría la atención pidiéndole que le rinda cuentas y si no le satisficiera la explicación lo destituiría y con esto sentar un precedente para los demás, cosa que no ha acontecido en ocho años que tiene gobernando.

La inacción del jefe de Estado ha sido la causante de la putrefacción en su gobierno, a tal punto que no sólo le ha estallado con los funcionarios que forman parte del tren gubernamental, sino también con su más cercanos colaboradores y asistentes, como es el caso del ministro administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta, y Carlitos Pared Pérez, que el prófugo de la justicia dominicana Argenis Contreras, implicado en la muerte del catedrático universitario Yuniol Ramírez y en la corrupción de la OMSA, nos reveló en una entrevista exclusiva para el programa “Lo que otros callan”, que ambos eran los que distribuían, junto a Manuel Rivas, director de la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (OMSA), los patrimonios provenientes de la corrupción de esa institución, autorizando a alcaldes y diputados mediante cartas y tarjetas firmadas para que les fueran entregadas distintas sumas de dinero.

Pareciera que desde la Presidencia se está blindando la corrupción. Esto lo confirman los más escandalosos casos que han explotado en las gestiones de Danilo Medina Sánchez, sin que se haya sentado un precedente enviándol los acusados a la justicia para ser procesados, como por ejemplo: Odebrecht, ProCompetencia, el CEA, Punta Catalina, OISOE, Educación, CORDE, Cancillería, CDEEE, OPRET, INDRHI, Tucanos, Barrick Gold, prestamos falsos del Bagrícola, corrupción en Banreservas y Superintendencia de Seguros, narcotráfico y tráfico de ilegales en la Frontera, Plan Social de la Presidencia (donde tuvieron el descaro de vender las cajas navideñas y raciones alimenticias, y todavía Danilo mantiene a Iris Guaba en el cargo) una clara confirmación de que no hay voluntad de combatir a los funcionarios corruptos.

La propagación de la corrupción y complicidad en los gobiernos de Danilo Medina se ha incrementado porque el gobernante ha cometido el error de mantenerse sordo, ciego y mudo ante el saqueó y sustracción de los fondos del Estado, y como no hay régimen de consecuencia se ha dado lo de la conocida frase, muy popular en el pueblo dominicano: “Lo que nada nos cuesta, hagámosle fiesta”. Esa  es la razón por la que clamamos ¿quién podrá defendernos de tanta corrupción y complicidad en este país?,.

Leave a Comment