Share

Maestras tienen hasta tres años con pago pendientes por licencia postparto

SANTO DOMINGO. Maestras de escuelas públicas tienen niños de hasta tres años sin que se les haya pagado el subsidio por maternidad y lactancia a pesar de que agotaron todos los trámites exigidos por ley para que el Ministerio de Educación le reembolse los recursos por el período de la licencia postparto.

Así lo denunciaron a Diario Libre varias profesoras de Básica y Media, las que dijeron que antes de dar a luz llevan a los distritos escolares y la regionales de Educación la constancia expedida por su médico, así como el título del profesor que las sustituirán, que regularmente no están nombrados y a los que deberán pagar sus salarios para que las cubran en su ausencia en las aulas.

Ese es el caso de Rosaury Adames Espinal, quien en casi cuatro meses que estuvo de licencia cuidando a su niño, que ahora tiene casi un año de vida, debía pagar 22 mil pesos mensuales a su sustituta en la materia de Educación Física y Deporte en el liceo Adelaida Acosta, en el kilómetro 14 de la autopista Duarte.

Rosaury Adames, quien devenga 38 mil pesos nombrada como maestra de Básica es egresada de una universidad en Cuba de licenciada en Educación Física y Deporte y tiene una maestría en Psicología escolar en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

Dice que ha viajado varias veces al Ministerio de Educación y le responden que solo falta la firma del ministro Andrés Navarro, pero que el proceso no avanza.

En igual situación está Ruth Ester Ortiz, quien imparte clases en la escuela Juana Aminta Soriano, en el sector Sierra de Agua, en Bayaguana.

Ortiz explica que su gestión para que se le haga efectivo el pago de la licencia postparto de un niño que tiene casi dos años solo la ha hecho a través del distrito escolar y la Regional de Monte Plata y que no ha ido directamente al Ministerio de Educación.

Otras maestras consultadas que pidieron no ser identificadas confirmaron la denuncia. Entre ellas una que trabaja en otro centro de Santo Domingo Oeste y que afirma que su vástago tiene casi tres años y que desde la gestión del exministro de Educación, Amarante Baret le fue aprobado el pago de la licencia pero nunca le han desembolsado.

Sostiene que en el Ministerio le responden que está firmada por el ministro y que en cualquier momento le hacen efectivo el depósito, lo que en más de treinta meses no ha ocurrido.

La profesora Ortiz informó que a una compañera la pagaron cuatro años después de haber dado a luz. Se intentó conocer la versión del Ministerio de Educación, a través de su vocero Miguel Medina o la asistente de este, y no fue posible.

Violación a la Ley 87-01
Al respecto, el secretario docente de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), Rafael Feliz, afirma que son miles las solicitudes de licencias de postparto no pagadas, lo que considera “una violación sistemática en el cumplimiento de la Ley 87-01 de Seguridad Social”.

Explica que el Ministerio de Educación, en su condición de empleador, debe tramitar el reclamo del subsidio que hacen los maestros a partir de la licencia indicada por un médico, y pagarla también, pero que esos recursos deben ser reembolsados por el Sistema Seguridad Social.

“No es un recurso que proviene del Ministerio sino del dinero que se le descuentan al maestro”, recordó.

No obstante, Feliz indica que algunas solicitudes no llegan al Ministerio de Educación porque la dirección de la escuela, en los distritos y en las regionales, no le dan curso.

“Ese es un factor de crisis y conflictos permanente entre directores de escuelas y maestros”, sostiene.

El secretario docente de la ADP informó que solo en el año 2012 contabilizaron que los maestros estaban dejando de percibir un poco más de 28 millones de pesos por el no pago de licencia por enfermedad y por parto, lo que en la actualidad debe haber aumentado sustancialmente.

Indica que se han quejado a la Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales (SILSARIL), la que ha confirmado las violaciones al derecho del pago, pero que esta entidad solo se ha limitado a “emitir un documento no hacer cumplir lo que en materia de ley le corresponde al trabajador y trabajadora”.

Feliz afirma que no importa el tiempo del atraso, el Ministerio de Educación debe pagarla, porque es un derecho del trabajador que en este caso es el maestro.

Advierte también que la violación de este derecho, fundamental y establecido por la Ley 87-01, puede recurrirse ante la justicia.

Leave a Comment