Share

El alud de la corrupción llega a Europa

Ante la embestida china y por razones puramente comerciales y de conveniencias geo políticas, los Estados Unidos de América, han tomado la lucha anticorrupción como estandarte para derrocar gobiernos, regularmente de corte liberal y principalmente en América Latina.

Los gringos se dieron cuenta que tiene mucho más adeptos y menos rechazo, la lucha anti corrupción que los llamados golpes de Estado Constitucionales al estilo Manuel Zelaya de Honduras.

Se ensañaron contra Dilma Rousseff ex presidente de Brasil, por haber transferido unos fondos estatales para balancear cuentas del gobierno, algo cotidiano en Latinoamérica y como siempre, utilizando lacayos vernáculos, la hicieron saltar del cargo.

Con Ignacio da Silva (Lula), todavía el mundo no sale de su asombro. Condenado a doce años por usufructuar un apartamento que nunca visitó y que no se le pudo probar, bajo ninguna circunstancia,  que lo compró ni que lo aceptó como regalo.

Luego, los gringos, siguiendo con su jornada ética y moral, pusieron a rodar otra bola anticorrupción.   También de factura carioca, Odebrecht.

Esta compañía, sobornó presidentes, altos funcionarios y personalidades influyentes en los gobiernos de Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador, Guatemala, México Panamá, Perú y República Dominicana.

Muchos de estos funcionarios están  guardando prisión o enfrentando juicios en la actualidad.

Curiosamente, en los países donde mayores y más costosas obras esta compañía construyó, Cuba y Estados Unidos, no se registró ni un solo soborno.

Hoy en España, el señor Pedro Sánchez del Partido Socialista Obrero Español, es el nuevo presidente, pues una Moción de Censura, equivalente al Juicio Político en los regímenes presidenciales,  contra Mariano Rajoy, acusado él y su partido de corrupción, obtuvo los votos necesarios, al ser apoyada por las minorías vascas, catalanas, los etarras y  Pablo Iglesias Turrión, presidente de “podemos”, un partidito político creado hace solamente cuatro años.

Al parecer, la montaña donde se formó el corrupto alud, es tan alta, que ha tomado velocidad y ya comenzó a rodar en la península ibérica.

Y como dice el refrán “El que no tiene de dinga, tiene de mandinga” es mejor que algunos dirigentes políticos comiencen temprano a lavar su ropa, siempre aparece una mota en la camisa, o a prepararse para no prestar la batea. 

No olvidar la frase del político colombiano, Julio Arboleda Pombo y repetida en nuestro país por Fernando Arturo de Meriño,   “En esta nación valiente y orgullosa, tan fácil es pasar del destierro al solio, como del solio a la barra del Senado”

 

Carlos McCoy

Junio 2018

CarlosMcCoyGuzman@gmail.com

 

 

 

 

 

 

  • McCoy.jpg
    6.5kB

Leave a Comment